07/03/2020

Posibilidad

Juan Oviedo y esas realidades que subyacen en nuestra sociedad
Cristian - trabajador social él-, cuando se le preguntó por sobre ¡qué le había dado el instituto donde curso su carrera! -dijo- POSIBILIDAD, por recibir un título habilitante e ingresar al mundo de lo institucional, y como nadie supo sintetizar lo que otorga un instituto terciario -posibilidad-

Ahora, la posibilidad no es vista ni apreciadas por todos y por ello, no sea ejercida por todos, como también la posibilidad no sea provocada por todos, pues en donde reina la mezquindad exista el pensar en términos del beneficio propio, en donde manda el egoísmo considerar solo el sí mismo, y ni qué decir con la presencia de la malicia parapetada en reglas y normas burocráticas, todo lo señalado coarte a toda posibilidad, así, la negación del otro surge desde ese principio no empático por el cual termina por anular a la posibilidad como tal. Sin embargo, solo aquellos que la supieron experimentar y aprovechar, como lección de vida estará presente y reproduciendo esa posibilidad hacia los otros.

Entonces, maravillosos aquellos seres otorgantes de posibilidades, por el cual una palabra, un acompañar, una decisión, un estar, un comprender, he aquí variables que abren senderos dispuesto a germinar posibilidades, pero negada en mentes autoritarias y funcionales a la autoridad que los domestica y disciplina, sin lugar a dudas que los ahora coercitivos primero hubieron de sufrir de coerción y reproducirla cerrado las puertas de la posibilidad, aunque, se aprecien ellos mismos de estar al servicio de ella.

Vayamos a algunos ejemplos: un aplazo justificado en términos de justicia te cierra la posibilidad, las órdenes impartidas obstruyen la posibilidad, una bruta y un condescendiente al frente ambos de lo que sea, te nieguen posibilidad por su brutalidad ejercida, como es de notar, la brutalidad de la autoridad sea la primera enemiga a este bello vuelo que significa lo posible.

La posibilidad en una tendencia al desarrollo del individuo e instala la contingencia en él, el niño en el adulto, la poesía en la grafía, la utopía en lo cotidiano, el ascenso social, una contienda entre "el ser y el no ser" disputen ese llegar "a ser" como nuevo advenir mundano bajo el lenguaje de la libertad desde el cual se elige "ser, estar y hacer" lo que aun "no es".

Todo eso es y representa la posibilidad.

Pero los energúmenos de siempre se encuentran acechando entre las sombras de sus condiciones, intervenir negando toda posibilidad, así, un torturador, un dictador, un sicario, un corrupto, un hipócrita, un trepador, un envidioso, un mediocre, nos muestren una realidad poblado por ellos y presencia en los dos lados del mostrador, los por fuera de la ley pero también, los que actúan conforme a ella, ahora, sean estos últimos son los más nocivos, en especial, por el espacio de acción al cual son afectos, las instituciones.

Cristian como nadie, supo definir y poner en la palestra una realidad no muy pensada ni considerada, aquel o aquellos que te otorgan o te quitan posibilidad, el motor de la fe, la esperanza en el futuro, la lucha por el sentido y cuantas cosas más son e implica esa maravillosa palabra, ¿entiendes entonces quiénes son esos que te la quitan?......y fueron puestos ahí para otorgártela.

Juan Oviedo

SiGesellnoticias