08/11/2019

Grupo de Puebla

Juan Oviedo y su particular vision de temas de nuestra sociedad
La importancia no de un país, sino de la región que incluye al país, sea la inquietud del Grupo de Puebla, la región para ser rescatada de la ferocidad Neoliberal que se sabe es la práctica económica y política condenadora de pueblos donde este sistema fue adoptado.

El Grupo tiene muy claro la desigualdad con la que tiene que luchar, es contra el ecosistema mediático que instala como sentido común cultural y político la discriminación social, la meritocracia egoísta, la democracia como procedimiento y la globalización financiera como imperativo, mientras, por el otro, los movimientos sociales y organizaciones de trabajadores muestren su vigor, junto al nuevo protagonismo de la mujer en exponencial crecimiento y al surgimiento de innovadores medios de comunicación alternativos que horizontalizan las relaciones y quiebran viejas hegemonías comunicacionales como es el ejercer del cable.

Así, entre el 12 y el 14 de julio de este año, más de 30 líderes progresistas de la región se reunieron por primera vez en la ciudad de Puebla en México, decididos a constituir el Grupo Progresista Latinoamericano, "un espacio de reflexión y de intercambio político en América Latina", según su declaración, con un objetivo central, poner coto a la derecha conservadora.

Ahora, por segunda vez entre el 8 y 10 de noviembre próximo, el grupo se reunirán en nuestro país, contando entre sus convocados a los expresidentes Dilma Rousseff, Rafael Correa, Fernando Lugo, José Mujica, Ernesto Samper, Leonel Fernández y el exmandatario español José Luis Rodríguez Zapatero.

El grupo no hace más que oponerse al desarrollo de la derecha en nuestro continente y a la que responsabiliza como creadora de pobreza, desigualdad y varias calamidades sociales más, que nos recuerda a las condena en los años sesenta con la crítica al sistema capitalista en nuestro continente, según la óptica que supo tener la filosofía de la liberación primero, y la crítica a la colonialidad después, acerca del dominio europeo y su cultura Neoliberal.

Quizás la presente gran confrontación entre la desigualdad de un sistema político este representado por las manifestaciones de jóvenes en Chile, porque se trata de un decir ¡basta! a un sistema prolongado de tiempo (¿30 años o más?) y excepto con el Cordobazo en nuestro país, no existió parangón con lo que sucede en el país trasandino.

¿Y esto que quiere decir?

¿Es una cuestión de tiempo salir a resistir cuando te van matando poco a poco de hambre, te vas quitando la posibilidad a vivir etc.?, solo hubo algo parecido al presente manifestar chileno, con las consignas del "que se vayan todos", ante el corralito de entonces, ahí si cierto rebelar apareció, mientras.................................

El Grupo de Puebla deberá trabajar y luchar endemoniadamente es esas sociedades que solo se movilizan cuando sus intereses personales como el dinero, son puestos en litigio. Es como aquí en el pueblo, hay gente que se moviliza por los perros, por las dunas y cuanta cosa más, mientras, lo otro, lo estacional por estar preso de un balneario, ¡nada!, puede mas su naturalización. Por suerte allá está la actividad del Grupo de Puebla pero ¿acá?.........geselandia, la temporada y los ignorantes posicionados opinadores, (vocinglería de las discusiones superficiales en el pueblo) junto a funcionarios y la carne de las movilizaciones locales, y entre todos disimulen la representación del Neoliberalismo en el pueblo.

Juan Oviedo

SiGesellnoticias