10/10/2019

Turismo rata

Juan Oviedo y su particular vision de temas de nuestra sociedad
Por lo general al visitante que gasta poco o se va cuidando con los gastos se le denomina gasolero, (por aquel que es ahorrativo) se trata de ese turista que solo gasta lo elemental, comida cocinada en casa, no consume mucho en su salida si decide salir, busca pasear y caminar más y utiliza la playa como el eje más importante de su vacacionar, por supuesto, equipado con sombrillas, heladera portátil, asientos ¡y listo!, nada de gastos onerosos en lo que se ofrece en la playa.

Acostumbrados a tal turismo, las temporadas se van sucediendo en el pueblo, y va posicionando una imperceptible espada de Damocles de estos que esperan esperanzados en el devenir de cada temporada, de lo que ella pueda ofrecer, deparar, entusiasmar o ensombrecer, porque cómo se va presentando este tipo de turismo al que hemos señalado, y en especial en la ciudad de Villa Gesell, la temporada ya no será una posibilidad abierta para todos sino que a medida que vayan pasando los años, una suerte de selección natural se va a ir imponiendo, una suerte de supervivencia pondrá en la palestra a aquellos comercios que necesiten de la llegada salvadora de esa temporada para poder subsistir el presente momento y en su delicado futuro.

Señalado esto en la charla entre amigos, sobre el fenómeno de los gasoleros y la supervivencia comercial, como la falta de atractivos que la ciudad ofrece a sus visitante en días de lluvia, porque no tiene nada que ofrecer y eso contamine la Avenida Tres de autos, bocinazos y mal humor, uno de los participantes dijo, "pero ahora estamos bajo un turismo rata".

¿Quiénes son los destinatarios que ejercen ese tipo de turismo?, los jóvenes.

Esa franja etaria es la más temida porque por lo general el descontrol en ellos manda pero sin embargo, son los más esperados por aquellos que esperan alquilar en las temporada y que no han podido alquilar a "familias tipo", entonces, los jóvenes son la panacea que habrán de salvarlos.

El gasto que esos jóvenes realizan en su vacacionar en Villa Gesell es harto comentado por todos, supermercado, compran fideos, hamburguesas, salchichas y después, cantidades de bebidas alcohólicas y gaseosas, donde el otro eje fuerte de sus gastos son los boliches y tras dejar cubierto el alquiler, ¡listo!, ya no existan motivos o necesidades para otros gastos, bueno, a esos visitantes, el amigo interlocutor los definió como el "turismo rata".

La misma definiciones dadas "gasolero", "rata" nos dan un panorama decadente, ahora, en dónde ponemos el acento en ese decaer, ¿se trata del turista o se trata del destino?, compárelo con Mar de las Pampas, ¿hablamos del mismo estado de cosas?

Mire, hablamos de una localidad pegada a la ciudad y a la que comparten la misma playa y el mismo mar, pero ¿es el mismo servicio o la misma disposición ambiental y comercial que comparten ambas localidades?, imagine lo siguiente, alguien desea invertir uno o dos millones de dólares por aquí, ¿qué localidad cree usted que erigirá?, no puedo invertir en donde no se consume y no se consume porque aquel que me visita es un gasolero o se trate de alguien cuya disposición a gastar sea menos.

¿Corolario?, la frase es magnífica............"lo que eres te destina".

Juan Oviedo

SiGesellnoticias