13/05/2019

Generalidades

Juan Oviedo y sus reflexiones sobre temas de actualidad
Cuando Aristóteles definió que "solo existe el particular", quiso decir que lo general, la totalidad, es una construcción y solo posibilitada por el ejercicio inductivo para concebirla, entonces, si yo digo "Villa Gesell hace esto, aquello o lo otro", necesariamente deba preguntarme por esas particularidades y singularidades de Villa Gesell actuando y que me permitan afirmar conclusivamente acerca de la generalidad de ¡Villa Gesell!, de lo contrario corremos el siguiente peligro, que tal generalidad termine opacando el singular y no lo represente, pero adquiera mayor notoriedad como representación de un todo que no existe a costa de una falsedad.

Veamos algunos ejemplos sacados de los medios del pueblo: Villa Gesell se promociona como destino turístico etc., Villa Gesell ratifico su rumbo ambiental....Gesell y un verano a puro rock......Gesell corre, ¿nota que lo general termina abstrayendo el particular? ¿y quién es ese particular, singular?, quizás se lo pregunte, bueno, se trata de usted, donde el particular no es tenido en cuenta, se trata del concreto de carne y hueso de la persona, mire, el pueblo se halla trazado por el robo, los accidentes, conflictos, hay necesidades materiales, dolor, hambre, desempleo, todos hechos que incluyen a cientos de singularidades por el cual sería pertinente titularlas en el general del "Villa Gesell" por las calamidades señaladas, pero no.

¿De qué se trata, entonces, cuando se escribe en nombre de Villa Gesell?, no de reflejar todas las realidades sino algunas de ellas y las que se encuentran en consonancia con el marketing del balneario y nombrado como Villa Gesell, la noticia adquiere ese formato, ¿es real?, si, ¿es total?, no, por el cual una realidad sea excluida e invisibilizada por la omisión y el no trato, tal sea la intencionalidad de la presente generalidad.

La generalidad es apelada para dar fuerza y legalidad a hechos que suceden en lo real, pero debe si o si pivotar en muchos singulares para que ella represente una cabal veracidad de fondo y el estagirita, supo plantear el método inductivo para llegar a ello donde la mayoría de los periodistas nada saben de la Lógica como expresión formal del pensamiento, y por ello provoquen la paradoja cuando apelan a esa generalidad producto del ejercer lógico, ¡que no sea lógico!, sin embargo, a igual que toda falacia, posean tales generalidades un fuerte tono persuasivo y de convencimiento. Entonces, la pregunta de fondo, las generalidades ¿son tendenciosas e ideológicas o forman parte de una formula periodística donde no se hacen tales preguntas?

Mire, cuando usted lee o escucha el nombre de Villa Gesell ¿qué es lo primero que le viene a la mente, usted o el lugar?, el lugar se dirá, pero ¿qué es el lugar?, ¡su sociedad o el balneario con pinos, mar, arena, y dunas! donde la gente, el turista, el que vacaciona y viene a Villa Gesell, ¿lo hace teniendo en mente a lo social, lo cultural del pueblo?, usted sabe que nada de eso cuenta, y si usted mismo ha pensado a Villa Gesell en términos de servicio a terceros, solo reste que se interrogue acerca de ¡como un lugar plagado de reclamos y necesidades, no tocan a quienes lo visitan!, porque el espacio en los que ellos vacacionan prive el universal en el que no se encuentran tales desventuras.

Si usted razona eso, ¡felicitaciones! ha despertado de la ideología que subyace en las generalidades de los medios del pueblo, ¡ah, le pido un favor, propague tal despertar!

Juan Oviedo

SiGesellnoticias